Seguramente hayas oído hablar de ellas, pero pocas veces habrás tenido una en tus manos. La llave maestra proporciona algo más que abrir varias puertas, sino que se trata de un elemento de seguridad de primer orden que hay que conocer para poder valorarlo en su justa medida.

Básicamente, una llave maestra es aquella que es capaz de abrir varias puertas o cerraduras diferentes, a pesar de que cada una de ellas cuente con su propia llave. Un punto que mucha gente confunde y que es preciso aclarar es que una llave maestra no abrirá todas las puertas. Solamente lo hará con aquellas que cuenten con el mismo amaestramiento.

Se puede decir que la llave maestra es un elemento muy útil en diversas situaciones: mejora la seguridad de una comunidad, abre varias puertas, en caso de emergencia son rápidas y eficaces, o salvan situaciones incómodas con la pérdida de llaves individuales.

Qué es una llave maestra

Además, para poder aumentar y potenciar la eficacia de las llaves maestras, siempre será necesaria la intervención de un profesional. De esta forma, se podrá llevar a cabo un plan de cierre, estableciendo el número de cerraduras que deben ser manipuladas para poder ser abiertas con la misma llave.

Es muy habitual que esta alternativa se utiliza en viviendas que cuentan con varias puertas de acceso, o que también disfrutan de garaje o trastero propio. Tampoco es raro utilizar llaves maestras en edificios de oficinas o en comunidades de vecinos medianas y grandes. Para poder crear una llave maestra que dé servicio a varias puertas, únicamente habrá que tener presente el perfil de cada cilindro.

Otro punto que hay que dejar claro es que, en comunidades de vecinos, disponer de una llave maestra no implica que se pueda abrir la cerradura de cualquier hogar. Más bien, esta opción sirve para que una persona pueda abrir la puerta de su casa, del portal, del garaje o del trastero con una llave, y no tener que cargar con un manojo excesivamente grande. De hecho, aunque la llave maestra de cada vecino pueda parecer idéntica, el tallado será completamente distinto.

En último lugar, como grandes especialistas en este campo, queremos contarte que para poder duplicar una llave maestra es necesario presentar una tarjeta de seguridad. La norma general establece que los amaestramientos han de ser registrados, por lo que para duplicarla o ampliar el plan de cierre es necesario presentar esa identificación.

Ventajas de una llave maestra