Es muy habitual que a la hora de elegir puertas se hable sobre blindadas, acorazadas… Pero, ¿qué tipos de cerraduras existen? No siempre se presta la atención debida a este apartado, pese a que su importancia está fuera de toda duda e influye decisivamente en la seguridad de nuestro hogar.

Es por ello que nos gustaría aprovechar el siguiente post para hablar un poco más en profundidad sobre este tema, explicándote las principales clases, sus particularidades y también las ventajas que ofrecen o la clase de puerta en la que encajan a la perfección. ¿Preparado? ¡Comenzamos!

Lo primero que tienes que saber es que es tan importante una puerta como su cerradura. De nada servirá una puerta de gran calidad si su cerradura no acompaña, y viceversa. Es por ello que no debemos olvidarnos de conjugar correctamente todos estos elementos a la hora de aumentar la seguridad y protección de nuestro hogar.

Cerraduras de perfil europeo

Se trata del primer tipo de cerradura del que vamos a hablar. También conocidas como cerraduras cilíndricas, reciben este nombre por la pieza central del mecanismo, que es un cilindro con un bombín de pera. Será aquí donde se introduzca la lleva. Esta cerradura es una de las más habituales en nuestro continente, de ahí el segundo sobre nombre.

Cerraduras empotradas

Se trata de un modelo muy parecido a las cilíndricas, pero algo más pequeñas. Suelen funcionar gracias a una pestaña que gira de un lado a otro. Su uso se ha extendido en puertas de baño o para separar toda clase de estancias comunes en un mismo hogar.

Tipos de cerraduras

Cerraduras de sobreponer

Esta alternativa cuenta con un mecanismo que queda al descubierto por uno de los lados de la puerta. La seguridad con esta cerradura dependerá de los materiales en los que esté fabricado. Ofrece un inconveniente principal: Puede ser forzada de manera relativamente sencilla.

Cerraduras tubulares

Se trata de una opción muy parecida a la cerradura empotrada, con la salvedad que su método de accionamiento es por medio de un botón.

Cerraduras multipunto

Se trata de una cerradura que puede ser considerada como la reina de la protección. Ofrece varios anclajes colocados en puntos distintos en la puerta. Este hecho convierte a la cerradura y a la puerta en una de las más seguras y, por lo tanto, difíciles de forzar.

Cerraduras electrónicas

Se trata de la última opción y la más moderna. Además, se están desarrollando nuevos métodos de apertura. Así, de la tradicional tarjeta en los hoteles se está pasando al uso de las huellas digitales o del teléfono móvil.

Clases de cerraduras